13 consejos para tratar con personas con demencia:

Publicado por AssisTeam el 19 de febrero de 2021

Categoría: Demencia 

¿Cómo desafiar de manera constructiva a una persona con demencia? ¿Cuándo debería echarle una mano y cuándo debería hacerse cargo del trabajo por él mismo? ¿Qué le ayuda, qué le daña o qué es simplemente inevitable? A continuación respondemos estas preguntas con estos 13 consejos útiles.

Parece una tarea difícil, por supuesto que lo es. Sin embargo, es útil tener en cuenta los siguientes puntos:

1. Una persona con demencia todavía es un adulto.

A pesar de su enfermedad, una persona con demencia sigue siendo un adulto. Por lo tanto, no hay que mimarlo, ni peor aún fastidiarle, por ejemplo empujándolo sin comentarios o ignorándolo por completo. Tampoco debe ser muy permisivo con él. Encuéntralo/a a la altura de los ojos con auténtica empatía.

2. El mundo de una persona con demencia tiene sentido.

 

Esta es una actitud básica a tener en cuenta: En el mundo de una persona con demencia, sus acciones y sus pensamientos tienen sentido. A menudo, las personas con demencia ya no pueden distinguir el presente del pasado. Trate de ponerse en el lugar de la persona frente a usted; esto le dará una justificación de cómo es su mundo. De este modo, se acercará a esta persona con una actitud completamente diferente a la que tendría si se limitase a etiquetarla como «demente» y la midiera según nuestra visión “normal”.

La comunicación es cada vez más difícil para las personas con demencia. Las habilidades cognitivas son cada vez menos y con la edad, la audición y la vista también disminuyen en muchas personas. Además, muchas personas con demencia cambian, especialmente en las primeras etapas de la enfermedad. Se sienten frustradas, ansiosas o sienten que cada vez están más indefensas debido a los cambios que ellos mismos han observado. Eso también dificulta la comunicación. Por lo tanto, uno debe atenerse a los siguientes consejos:

3. Utilice un lenguaje sencillo y claro

Las personas con demencia no comprenden las oraciones y metáforas complejas, la ironía y el sarcasmo. Por lo tanto, debe usar oraciones que sean lo más sencillas posible con un solo mensaje. La información importante debe repetirse con frecuencia; siempre debe usarse la misma forma de formular frases, esto es más memorable que las variaciones. La pronunciación clara y lenta también es parte de un lenguaje claro.

4. Pregunte correctamente

Las preguntas plantean un desafío para las personas con demencia. Tienen que decidir, tienen que recordar, tienen que explicarse. La mayoría de las dificultades se pueden aliviar haciendo las preguntas adecuadas:

Preguntas de respuestas cortas, sí-no, y preguntas con pocas alternativas.

Con este tipo de preguntas, las personas con demencia tienen una opción muy simple, por lo que definitivamente deberían preferirse e intentar evitar adverbios de pregunta tipo: cómo, quién, qué, por qué …

Ejemplo: «¿Estás bien?» en lugar de «¿Cómo estás?»

Los adverbios de pregunta abren un horizonte muy amplio de posibles respuestas, por lo que conviene evitarlos. Incluso con las alternativas mencionadas, deben mantenerse al mínimo.

Ejemplo «¿Quieres zumo de manzana o zumo de naranja?» en lugar de «¿Qué zumo te gustaría beber?»

Deles tiempo para una respuesta

Para las personas con demencia es difícil responder, debido a la creciente pérdida de lenguaje. Tienen que buscar las palabras adecuadas y luego volver a darles significado, por lo que necesitan mucho tiempo para ello. Se les debe dar el tiempo necesario. De lo contrario, los pone en situaciones estresantes o corren el riesgo de volver a ser condescendientes.

5. Comunicarse positivamente

Las críticas, correcciones, discusiones o acusaciones no suelen tener un efecto positivo en las personas con demencia. Al contrario, a menudo les avergüenza y les frustra. Por lo tanto, uno debe abstenerse a estos juicios. Sin embargo, los elogios crean un buen estado de ánimo en ellos. No es diferente para las personas que no padecen demencia.

Los reproches por parte de la persona con demencia deben ser respondidos positivamente. La acusación por ejemplo de que algo estaba escondido o de que alguien fue secuestrado, se puede contrarrestar mucho mejor si eliminamos el miedo y buscamos el objeto juntos en lugar de defendernos o enojarnos.

Los miedos y las frustraciones deben abordarse según la situación y el contexto y tomarlas en serio. «¿Qué puede haber detrás del miedo?» «¿Qué necesita la persona con demencia en esta situación?» Son preguntas útiles que los miembros de la familia pueden hacerse a sí mismos.

6. Comuníquese también de forma no verbal

Además de la comunicación lingüística, siempre se debe utilizar un lenguaje corporal claro. Las expresiones faciales y los gestos de apoyo y concisos ayudan a que su propio mensaje sea más claro y facilitan la comprensión.

También puede participar apoyando los movimientos de la persona con demencia, o puede mostrarlos para que luego los imite. También es importante mantener el contacto visual: el contacto visual también expresa aprecio y respeto por la persona con demencia. Da apoyo y seguridad y a menudo es la única forma de relacionarse al final de la enfermedad.

Los que son activos son más capaces de recordar lo que han aprendido y de mantener su independencia. Por lo tanto, las personas con demencia deben ser desafiadas y alentadas constructivamente. Por supuesto que esto debe adaptarse a las capacidades físicas y mentales de la persona, y siempre hay que evitar las exigencias excesivas. Las preguntas útiles que deberían hacerse son: ¿Qué puede seguir haciendo bien la persona con demencia? ¿Qué es lo que todavía le da placer? ¿Dónde se siente con la capacidad de hacer algo?

7. Ejercitar el cuerpo

La terapia ocupacional y la fisioterapia son excelentes formas de mantener la movilidad. Se dice que las caminatas al aire libre retrasan la progresión de la enfermedad según un estudio reciente por el JAD .

8. Despierta recuerdos

Al estimular los cinco sentidos se pueden evocar recuerdos que mejoran la calidad de vida. Un ejemplo de enfoque profesional de este tema es la terapia musical.

Puede visitar nuestro artículo sobre estimulación cognitiva en personas mayores a través de la música y obtener más información.

A través de la música, se construye un puente hacia el pasado de las personas con demencia que ya no puede establecerse racionalmente. «Escuchar, cantar o bailar me trae recuerdos: “¿Quién soy?, ¿qué puedo hacer? ¿Qué cosas en la vida aprecié? ¿Qué me hizo sentir bien?» Estas preguntas se pueden responder a través de la música, si elige la música adecuada que tenga un significado en la vida de las personas con demencia.

9. Mantener la independencia

La repetición regular de actividades que ya conocen pueden ser hábitos que duren más tiempo. Incluso aprender algo nuevo, no demasiado complejo, es posible de forma limitada y, siempre que se repita constantemente la nueva actividad podrán acceder a ella durante un período de tiempo más largo convirtiéndola así en un nuevo hábito. Es por eso que las personas con demencia deben hacer todo lo que puedan por sí mismas, o lo que necesiten hacer con un poco de ayuda.

10. Promover contactos sociales

Reunirse con amigos conocidos antes del diagnóstico de demencia tiene un efecto positivo en la mente de la persona con demencia, y por tanto, no deja de ser igual en el curso de la enfermedad. El contacto social regular y las actividades como pequeñas salidas u otras actividades de ocio conjuntas fomentan un entorno social que mantiene a la persona activa durante más tiempo. Esto también entrena la independencia y hace que lo aprendido se retenga durante más tiempo.

11. Crea estructura y rutina

Los acontecimientos imprevistos, las sorpresas y los cambios de hábitos exigen un compromiso mental que las personas con demencia encuentran cada vez más difícil. Por lo tanto, asegúrese de crear una rutina diaria estructurada con rutinas claras para la persona afectada en la medida de lo posible. Esto se aplica por ejemplo, al horario de las comidas, la hora de acostarse o los procedimientos higiénicos.

12. Adaptación de la vivienda

Además de la accesibilidad básica orientada a la movilidad, hay algunas adaptaciones que hacen más agradable y fácil la vida de las personas con demencia en sus propios hogares.

En nuestro artículo sobre la vida sin barreras, puede descubrir lo que debe tener en cuenta cuando se trata de la accesibilidad.

También es importante tener una visión clara de los espacios. Demasiadas impresiones confunden y abruman fácilmente a las personas con demencia. Por lo tanto, el mobiliario debe reducirse a un mínimo que satisfaga la comodidad y las necesidades.

Si es posible, las puertas deben dejarse abiertas o completamente desencajadas para facilitar aún más la orientación de la persona afectada. Las habitaciones individuales pueden marcarse con pequeñas imágenes; por ejemplo, el baño, la cocina o el dormitorio. Las imágenes o los símbolos son más adecuados que las etiquetas, ya que son más fáciles de identificar.

Además de la orientación espacial, la orientación temporal también es de gran importancia. Puedes cambiar esto por ejemplo, colocando calendarios fácilmente visibles con letras grandes en los salones.

Como en todas las situaciones de la vida, también es importante que no se exija demasiado aún tratándose del cuidado de seres queridos con demencia. No ayuda a nadie si se sacrifica por completo. No solo está descuidando sus propios intereses y necesidades, sino que esta negligencia también genera cierta frustración, que a menudo se descarga en la persona cuidada, con comportamientos verbales y físicos inapropiados. 

Por lo tanto, es conveniente tomarse un tiempo de descanso fuera de la prestación de cuidados siempre que sea posible. Por ejemplo, puede obtener apoyo de un servicio de asistencia. También puede pedir a otros familiares y / o compañeros que se hagan cargo del cuidado en un momento determinado para que usted pueda dedicarse a sus pasatiempos o simplemente relajarse. De este modo, y una vez renovado y fresco, podrá volver a ocuparse de su ser querido con demencia con su mejor actitud y vitalidad.

Acerca de AssisTeam: Empresa de cuidados socio-sanitarios está feliz de poder contribuir a una mejor calidad de vida y bienestar en la vida diaria de las personas dependientes. Como empresa especializada en tratar mayores con demencia, da a sus empleados indicaciones y estímulos para un enfoque útil, libre de estrés y más relajado para tratar con personas con demencia. Dirige talleres de casos concretos e imparte formación adicional sobre el tema «cambios relacionados con la demencia».