¿Qué beneficios pueden obtener las personas mayores con sus cuidadores?

 

Una de las etapas más importantes de nuestra vida es la vejez, dado que en ella, tienen lugar una gran serie de cambios que pueden obstaculizar nuestro desarrollo del ciclo vital con gran normalidad.

Hablamos de estos cambios de diferentes formas, por ejemplo, la aparición de las enfermedades que hace que el día a día se presente con mucha rutina. Esto puede acarrear a lo largo, en otras dolencias como la depresión, baja autoestima, tristeza, apatía, melancolía, etc.  Las personas mayores, necesitan una gran atención personal e individualizada para poder hacer frente a estos cambios que comporta la vida.

Esta atención personal e individualizada, sólo puede ser realizada por profesionales con gran experiencia en el sector de la gerontología. En Assisteam, contamos con un gran abanico de estos profesionales en nuestra base de datos que ofrecen el mejor de los servicios tanto de cuidado como de una gran compañía que hacen el día a día más llevadero y de forma más agradable.

 

Como pueden observar, contratar un servicio de atención domiciliaria de una cuidadora, puede tener grandes beneficios para para el cuidado de las personas mayores. Por ejemplo:

Atención personalizada e individualizada. Es decir, el cuidador, siempre se encargará de ofrecerle la mejor atención para que sus necesidades queden completamente cubiertas y centrándose y poniéndose siempre, en la piel de la persona mayor para hacerle sentir lo mejor posible.

Supervisión y control de medicamentos. Como bien hemos dicho anteriormente, nuestros cuidadores son personales perfectamente cualificadas, con gran experiencia y formación para poder llevar un control exhaustivo de la toma de los medicamentos de las personas mayores. Tomar los medicamentos de forma correcta, ayudará a las personas mayores para mejorar su bienestar en el día a día.

 

Bienestar emocional de las personas mayores. Al tener una atención personalizada, las personas mayores pueden mejorar su autoestima, seguridad y además, minimizar el sentimiento de soledad que puedan sentir muchas de ellas. Tener una persona con la que conversar a lo largo del día, además hará que mejore su estado de ánimo y se relacione socialmente con más facilidad.

Acompañamiento en su rutina del día a día. Facilidad para seguir con sus tareas de ocio, e incluso citas médicas gracias al acompañamiento del propio cuidador. De este modo, seguirán manteniendo su espíritu de valía delante de las tareas más placenteras para ellas.

 

Mejora del núcleo familiar. Sabemos que la tarea del cuidador familiar no es nada fácil, de este modo, sabiendo que nuestro familiar está en buenas manos, lograremos a la vez, mejorar el estado emocional de muchos de los familiares. Esto comportará menos estrés y ansiedad en las familias que dificultaban el buen vínculo familiar. De este modo, disponer de un cuidador ayudará a crear un clima familiar más idóneo y placentero.

 

“Encontraremos un camino y sino lo crearemos”